Saltar al contenido

Como saber si estoy embarazada

La palabra embarazo no suele ser una de esas que se pueden tomar a la ligera. Normalmente, las frases que la incluyen suelen ir acompañadas de grandes momentos de alegría o grandes momentos de inquietud. Precisamente eso de la incertidumbre no suele llevarse demasiado bien cuando una cree que la posibilidad del embarazo está presente, así que todo lo que pueda hacerse para eliminar incógnitas será bienvenido.

quiero-saber-si-estoy-embarazada



Hoy en día contamos en las farmacias y tiendas especializadas con diversos test que pueden ayudar a poner fin a nuestras dudas, pero para estar seguros al completo nada mejor que aprender a escuchar al propio cuerpo. En este artículo te contamos las claves para conocer si estás embarazada.

Saber si estoy embarazada

Evidentemente, si hablamos de averiguar si estás embarazada, la primera opción que te va a venir a la cabeza es hacerte con una prueba o test profesional. Estás en lo cierto, este tipo de productos y la visita a un profesional de la salud son los métodos más eficaces que existen en la actualidad y siempre será correcto echar mano de ellos. Sin embargo, que sean los más eficaces no significa que siempre acierten.

 

Existen múltiples factores que condicionan los resultados o certezas que podamos obtener por las vías mencionadas. Al igual que sucede con los preservativos, los test de embarazo también cuentan con un margen de error asociado que debemos tener en cuenta, y eso por no mencionar que en base al tiempo pasado desde que se ha producido el embarazo, éste será más fácilmente detectable o no.

 




Por estas razones y porque nada mejor para estar sano que conocer el propio cuerpo, recopilamos una serie de consejos y primeros síntomas de embarazo que podrías experimentar y que, desde luego, podrán ser la clave para ayudarte a salir de dudas en esa pregunta tan trascendental que es: ¿Cómo saber si estoy embarazada?

Síntomas del embarazo en la primera semana

Si hablamos de manifestaciones físicas que sirvan para determinar si una mujer está embarazada, lo primero que se nos viene a la cabeza es la menstruación. Durante muchos siglos la presencia de ésta ha servido para confirmar el estado de buena esperanza de una mujer cuando las posibilidades técnicas no eran demasiado avanzadas o simplemente inexistentes.

 

Sin embargo, cualquiera hoy en día puede ser consciente de lo inexacto de dicha técnica, pues en función del momento del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer se puede llevar a cabo o no. En cualquier caso, la menstruación no es el único síntoma físico que puede dar señales de la presencia de un embarazo, puesto que existen otros síntomas del embarazo en las primeras semanas.

principales-sintomas-embarazo


Entre esos síntomas encontramos por ejemplo el sangrado leve. Si una mujer detecta pequeñas gotas o manchas de sangre procedentes de su zona íntima y no se encuentra en el momento de que le baje la regla, podrían deberse a que la fase de implantación del óvulo se ha producido y, por tanto, el embarazo ha comenzado. Dicho sangrado deberá ser indoloro y con poca presencia.
Las nauseas y vómitos, además de ser un clásico de estar embarazada, también suponen uno de los contratiempos que se presenta de manera más temprana. Desde la segunda semana de embarazo la mujer podrá sufrir nauseas y/o mareos, pero también despertarse con jaquecas o experimentar como su sentido del olfato se ha potenciado de manera sorprendente.

Hablamos de síntomas físicos y la figura femenina será uno de ellos. Pasar por un proceso de embarazo conlleva cambios en el estado físico, no solo en el vientre de la futura mamá, sino también en sus extremidades. La hinchazón de piernas y brazos o un cansancio muscular anormal pueden suponer también síntomas de que estás embarazada.

Más síntomas de estar embarazada

La lista de evidencias físicas o corporales de que el embarazo ha dado comienzo no es precisamente corta, y los que hemos mencionado hasta ahora son, por decirlo de alguna manera, los síntomas más elegantes. Ya sabemos que el cuerpo humano es capaz de lo mejor y de lo peor, y lo bonito de ser madre tampoco iba a estar exento de algunos momentos poco agradables.

Y es que puede darse el caso de que empieces a sentirte como si estuvieras llena o hinchada, una sensación muy similar a la que experimentamos tras una comida excesivamente copiosa pero sin pasar por ella. La cosa se puede agravar llegando a provocar flatulencias frecuentes o incluso calambres cuando menos te lo esperes.

sintomas-del-embarazo


En la lista de cosas incómodas también encontraremos una nueva pasión de nuestro cuerpo por visitar el aseo cada poco tiempo. No solo nos estamos refiriendo a los posibles vómitos, sino también a la necesidad de orinar cada vez más a menudo. Así que si empiezas a experimentar estos síntomas en tu cuerpo, es posible que el embarazo esté llamando a tu puerta.

Prueba de embarazo casera

Llegados a este punto, es posible que tus ganas por salir de dudas y confirmar si estás embarazada sean irrefrenables. Como ya hemos mencionado, un test de embarazo o la visita al especialista serán las mejores soluciones, pero si esta situación te pilla por sorpresa y en un lugar donde no tengas a mano ninguna de las soluciones anteriores, también puedes echar mano de los remedios caseros.

El entorno del hogar puede terminar convirtiéndose en el mejor laboratorio casero si de confirmar un embarazo se trata. Varios productos de uso frecuente podrán ser empleados para detectar la presencia de la hormona del embarazo (Gonadotropina coriónica humana), técnica que te permitirá confirmar a grosso modo si estás embarazada.

Probablemente la técnica más conocida sea la de poner orina en un frasco de vidrio y dejarlo en el frigorífico durante algunas horas (al menos 5). La idea es que pasado ese tiempo observes el estado de la orina, de forma que si aparecen ciertas partículas blancas en la superficie, el embarazo ha comenzado. Si por el contrario esa espuma o partículas blancas se van al fondo del recipiente, el resultado es negativo.

prueba casera embarazo


A este método se le conocen múltiples variantes, como por ejemplo añadir una buena cucharada de vinagre a la orina para determinar el resultado. Pasada media hora, si se ha formado una espuma en la mezcla y ha cambiado de color, el resultado es positivo. Si no hay ningún cambio, el resultado es negativo.

Otra de las versiones nos invita a verter la orina sobre tres cucharadas grandes de azúcar para comprobar el resultado. Si el azúcar se disuelve es que no estás embarazada, pero si el resultado es que se forman bloques o una especie de grumos, el resultado es positivo.

Tips para quedar embarazada

Huelga decir que el rigor de estas pruebas de embarazo caseras es inferior a la eficiencia de los test profesionales. El resultado definitivo y confiable vendrá de manos de un médico especialista, aunque este tipo de remedios nos puede servir para salir del paso y quitarnos la angustia o matar la espera.

Evidentemente, cuanto más rigor pongamos en la realización de las pruebas, más fidedigno será el resultado obtenido. Esto significa que habrá que intentar usar recipientes lo más limpios y desinfectados posible así como productos en un estado cuidado. Y no nos referimos únicamente al vinagre o el azúcar que puedas tener en tu casa, sino también a la muestra orgánica que vas a proporcionar.

A la hora de usar la orina para la prueba del embarazo, lo ideal es contar con la primera orina de la mañana. ¿Por qué? Pues la teoría dice que al pasarse más tiempo en la vejiga, esta orina es de tipo más concentrado y proporcionará resultados más fiables. Y si quieres apostar al máximo por una muestra en el mejor estado, limpia y seca la zona genital antes de llevar a cabo la obtención de la muestra.

También tengo para ti: