Mejores posiciones para quedar embarazada

mejor-postura-embarazo

Cuando una pareja encuentra problemas a la hora de conseguir lograr el embarazo puede ser lógico iniciar una búsqueda de información para conocer al detalle las posibles causas, pero sobre todo para tratar de encontrar una solución. La búsqueda de remedios o ayudas para llevar a buen término el embarazo puede ser titánica y llevarnos a encontrar respuestas tan curiosas como las posturas para concebir.

Debido a que la cantidad de información en torno a lograr el embarazo es mucha, y muy variada, lo de pensar en posiciones para quedar embarazada puede terminar siendo una opción desechada por muchas parejas. La falta de información y la posibilidad de convertirse en un tema tabú ayudan a esto, pero hoy te invitamos a que rompas barreras y le des una oportunidad al tema.

Mejores posiciones para quedar embarazada

Si bien es cierto que actualmente no existen estudios científicos que corroboren esta idea, también es verdad que no son pocos los especialistas que recomiendan utilizar estas prácticas a las parejas que buscan el embarazo. Las razones que lo justifican no son otras que la lógica y la ley de la gravedad.

Y es que esto de pensar en practicar el coito en determinadas posiciones para quedar embarazada nace de la reflexión sobre cómo los espermatozoides logran alcanzar el óvulo en cuestión. Aunque suene raro, hay que pensar en el coito como un proceso en el que interviene cierta maquinaria orgánica: la vagina y el pene, órganos de los que no suele haber dos iguales y cuya unión no siempre es perfecta.

Lógicamente hablamos de perfección en términos morfológicos y pensando en la combinación de ambos. Entendido esto, hay que pensar que el proceso de inseminación natural no es ni mucho menos perfecto, y es ahí donde entran en juego las posturas que ayuden a llevarlo a cabo con la mayor precisión posible.

Posiciones para concebir

Aclarada la teoría sobre el origen de las posturas para hacer el amor y lograr quedarse embarazada, así como las ideas que están detrás del asunto, hay que dejar claro que ninguna postura es mejor o peor que cualquier otra. Nadie puede dar garantías de que el misionero, la amazona o el balancín vayan a mejorar directamente tus posibilidades de quedarte embarazada.

postura-del-misionero

¿Por qué? Pues porque como hemos comentado, la “maquinaria sexual” no se compone de partes perfectas, y desgraciadamente no existe ninguna postura o posición que sea capaz de mejorar la eficiencia. Eso sí, recordamos que estamos hablando siempre desde un punto de vista científico y que en ese terreno sólo podemos citar métodos que también hayan dado resultados capaces de crear norma.

Más allá de la teoría cada pareja tiene un cuerpo propio y una forma propia, lo que nos lleva a no descartar en absoluto la idea de poner en práctica posturas para concebir y lograr el éxito en esta tarea. Si bien directamente no deberían influir en vuestras posibilidades, sí que podemos terminar logrando el efecto deseado de una manera indirecta.

En dicho sentido, parece interesante destacar que las posiciones que la pareja adopte a la hora de practicar el coito incidirán directamente en la comodidad de la mujer. Sentirse cómoda suele ser una característica común a las mujeres que tienen orgasmos, y justamente los orgasmos sí que pueden ser claves a la hora de lograr quedarse embarazada.

Los movimientos internos que se producen en la vagina en el momento del orgasmo femenino pueden ayudar y facilitar la llegada del semen hasta el óvulo en su recorrido a través de las trompas de Falopio. A nosotros no se nos ocurren mejores razones para disfrutar en pareja, la posibilidad de llegar al orgasmo y el aumento en las probabilidades de conseguir ser papás.

Cómo quedar embarazada

Llegados a este punto y si quieres poner en práctica lo anterior, tendréis que tener una pequeña charla en pareja para lograr contar con la sincronización adecuada. Como podrás imaginar eso de tener un orgasmo no es algo que se pueda lograr de un momento para otro, y en este sentido, es tan importante alcanzar ese clímax como el momento en el que se alcance.

Lo principal es no estresarse ni provocar tensiones, que son las mayores enemigas para esta tarea. No hay que olvidar que estamos tratando de generar vida, la naturaleza es muy sabia y no nos da cancha si constituimos un entorno hostil (cuerpo tenso). La relajación es la clave, y tampoco será excesivamente difícil mentalizarse sabiendo que no sólo no hay intentos limitados, sino que también disfrutaremos cogiendo práctica.

Una vez todo lo indicado esté claro y dispuesto, será tan sencillo como que el orgasmo femenino no se produzca antes que el masculino. Si estamos hablando de que dicho orgasmo viene acompañado de movimientos que facilitan el recorrido del semen, lógicamente deberán producirse una vez que éste esté en camino. Así pues, la clave en este proceso será la sincronización de pareja.

Las mejores posturas

Ya conoces la influencia que pueden tener las posiciones para quedar embarazada, también lo que puedes esperar de la aplicación de esta práctica, parece pues que sólo nos queda por contarte cuáles son las mejores posturas para quedar embarazada. No se puede decir que exista una mejor que otra, ni se puede establecer tampoco un ranking entre ellas, así que ¿por qué no darle una oportunidad a todas?

Aunque sea una de las más clásicas, la postura del misionero también puede ser una de las más útiles en esta misión. Al tumbarse la mujer boca arriba, la vagina se inclina hacia el cuello del útero, lo que ayuda al esperma en su camino hacia la fecundación. Si además se coloca una almohada debajo de las caderas de la mujer, la adecuación será aún mejor.

Conocida por la gran mayoría como la postura del perrito, esta opción también puede servir a nuestro objetivo, puesto que permite una penetración profunda y ello se traduce en que el esperma se libere lo más cerca posible del cuello uterino. La inflexión de la mujer también ayuda a que el útero esté en mejor posición.

posicion-cuatro-patas

La postura de la osa mayor, también conocida comúnmente como la carretilla, nos será también útil. Se trata de una postura que requiere cierta musculatura abdominal y puede ser difícil de practicar con soltura, pero si se logra dominar es una de las mejores posiciones para maximizar la penetración.

Este mini ciclo de posturas para concebir se cierra con la cuchara, una postura que si bien no puede ser considerada como la más óptima a efectos morfológicos, sí es muy recomendable desde el punto de vista de la relajación de la mujer. Ya hemos comentado que la comodidad y la relajación son dos factores clave, así que ya sabéis, que por probar no quede.

Consejos sobre sexo y embarazo

La conclusión que debemos tener en torno a la práctica de posturas para quedar embarazada es que, si puede no ser la táctica principal a seguir, puede terminar ayudando a la consecución del embarazo. Que actualmente no haya estudios clínicos que aporten una prueba irrefutable de su funcionamiento no tiene por qué significar que no los veamos aparecer dentro de un tiempo.

Lograr quedarse embarazada no es ni de lejos un procedimiento exacto, de forma que lo mejor suele ser optar por adoptar un conjunto de prácticas y/o técnicas que nos guíen y nos ayuden en el camino. En ese sentido ya hemos conocido algunas otras herramientas que pueden combinar a la perfección con esta idea de las posiciones que favorecen el embarazo.

Probablemente sea una buena idea aplicar ese principio de que el hombre aguante sin eyacular unos días antes del coito. La puesta en práctica de ambas técnicas aumentará nuestras posibilidades puesto que estaremos poniendo en juego un semen de mayor calidad con la posibilidad de que llegue más fácilmente hacia el óvulo gracias a los movimientos de la vagina que se producen en el momento del orgasmo.

 

También tengo para ti:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*