Saltar al contenido

Los mejores meses antes y después del parto: planificación e ilusión

Los meses de espera, ilusión y optimismo merecen la pena cuando escuchamos por primera vez el llanto de nuestro bebé. Un momento repleto de felicidad que se convertirá en el primer día del resto de nuestra vida. Sin embargo, son los primeros instantes los que siempre guardaremos en el interior de nuestro corazón: desde esa difícil decisión de poner un nombre, hasta las fotos de familia que enmarcamos con todo nuestro cariño.

 El momento más decisivo

De todos los factores que hemos de planificar con máxima devoción, sin lugar a duda destaca el de poner nombre a nuestro bebé. Son muchas las opciones e influencias que tenemos, por lo que merece la pena contemplar todas y cada una de las cartas de la baraja para escoger aquel que mayor significado tenga.

Si navegamos unos minutos en Internet, encontraremos nombres de niña originales gracias a ciertos portales especializados. De esta manera, conoceremos no sólo los más tradicionales en nuestro país, sino también aquellos de otras culturas que tanto pueden encajar en nuestras expectativas.

El mundo celta es una cultura repleta de magia, por lo que algunos nombres como Brenda, Eileen, Megan o Alana se han puesto de moda dada su dulzura. También los árabes cuentan con una gran devoción: Anisa, Laila, Zulema… Son muchas las posibilidades y quedarnos solo con los españoles supone limitar, sin sentido alguno, todo el abanico. Porque nuestra hija merece lo mejor y este es el punto de partida.

El recuerdo de tus nueve meses

La experiencia de estar embarazada es algo que solo las mujeres que la han vivido pueden llegar a comprender. Un estado de plenitud vital que enfrenta cualquier dificultad con la fuerza de una futura madre. En consecuencia, tener un recuerdo de estos instantes es un extra que apreciamos con el máximo cariño.

Para ello, es fundamental buscar un estudio de fotografía en Barcelona fotos embarazadas. Son muchas las posibilidades, por lo que hemos de realizar una exhaustiva comparativa y basarnos exclusivamente en conceptos tan relevantes como la calidad de los servicios o las valoraciones de otros clientes.

El Estudio Brenda Roqué se ha posicionado como todo un referente del sector. Son muchas las mujeres que cada mes contratan sus servicios para hacerse fotos de premamá. Porque solo los mejores profesionales serán capaces de recoger la luz de estos instantes y plasmarla en un recuerdo que se quedará con nosotras para siempre.

Los primeros meses y su crecimiento

Si bien es cierto que las fotografías a embarazadas es uno de los mayores reclamos en el Estudio Brenda Roqué, no podemos dejar de lado aquellas que nos harán morir de amor. Contar con un book de fotografías recién nacidos en Barcelona es uno de los mayores lujos que esta empresa pone a nuestra disposición.

En cuestión de meses nuestro bebé dará un cambio enorme. Sin embargo, esos primeros instantes de vida pueden quedar para siempre con nosotros gracias a las fotos newborn. Un fenómeno que se ha puesto de moda dados los entrañables resultados.

Así pues, si confiamos en un estudio de estas características, podremos retratar esta primera etapa con las expresiones artísticas más bellas, dadas de la mano de la inherente capacidad fotográfica de cualquier bebé. Una forma de recoger su crecimiento desde el primer momento.

Un recorrido generacional que podremos ir recogiendo gracias a las sesiones de fotos bebés y niños. Es decir, acudiendo la familia al estudio cada cierto tiempo, tendremos toda una variedad de imágenes que transmiten esas fases de desarrollo que tanta nostalgia crearán en nuestro futuro.

Fotografías ideales para álbumes. Porque puede que el digital se haya posicionado como el método habitual de consumo fotográfico, pero la experiencia de abrir un álbum y recordar todos esos mágicos momentos que quedaron en papel, no tiene comparación.

Los meses que rodean al nacimiento del bebé, en su antes y después, son aquellos que con más cariño recordaremos. Merece la pena cuidar cada detalle y disfrutar cada segundo de estos irrepetibles instantes.