La importancia de la comida sana

Seguro que esto no es nada nuevo para ti. Habrás oído por boca de mucha gente la importancia que tiene alimentarse bien cuando se está en estado. Sin embargo la buena alimentación no sólo te permitirá gestar de manera mas sana y segura a tu bebe, sino que además es un concepto vital para aumentar tus probabilidades de quedar embarazada.

La alimentación es vital para el embarazo

Te guste o no, el motivo por el que no puedes quedar embarazada (hasta ahora) se encuentra profundamente ligado a tu organismo y al de tu pareja.

La mala alimentación provoca irregularidades en el funcionamiento normal del cuerpo humano, dificultando de este modo el poder de procreación del que disponemos.

Comer sano no significa estar delgada.

Es mucho mas que esto y ahora lo veremos más en profundidad a lo largo de este artículo.

¿Que significa alimentarse de forma saludable?

Si alguna vez te has puesto a dieta para bajar de peso seguro que tienes una idea aproximada de que tipos de alimentos existen y cómo actúan cada uno de ellos en nuestro organismo.

comer-saludablemente

Los cinco nutrientes fundamentales que toda persona debería conocer a la hora de llevar una alimentación sana

Dentro de lo que se conocen como nutrientes, hay dos tipos bien diferenciados, dependiendo del tamaño del nutriente en sí.

Estos dos tipos son los macronutrientes y los micronutrientes.

En el grupo de los macronutrientes se encuentran las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono.

Estos 3 nutrientes son los más considerados en el 95% de las dietas que todo el mundo hace, y sí, su importancia es vital para mantener un peso conforme a nuestras necesidades y para sentirnos sanos físicamente.

Sin embargo, muy poca gente le presta la merecida atención al otro grupo de nutrientes, los micronutrientes.

Los micronutrientes son las vitaminas y los minerales. Lo que necesitamos de ellos, son cantidades muy pequeñas, sin embargo tienen una alta importancia en el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Los micronutrientes regulan muchas de las funciones de nuestro organismo.

No olvides la importancia del agua

Aunque el agua, H2O, no está considerado como nutriente; es la molécula más importante para la vida.

Un déficit de agua puede causar una baja cantidad y/o calidad de flujos genitales, lo que está directamente relacionado con el embarazo.

El cuerpo de un hombre sano y fértil necesita una buena ingesta de agua y minerales diariamente, lo que le ayudará a mejorar la calidad de su semen.

alimentacion-semen-embarazo

No sólo tú debes a comprometerte contigo misma si quieres lograr el embarazo y además hacerlo de forma segura, también se trata de tu pareja.

Los dos deberéis de tomaros en serio diversos factores, y uno de los más importantes sin duda es la alimentación.

 

Cómo comer antes y durante el embarazo

Tanto la forma de comer, como las Kcal requeridas por el cuerpo de una mujer antes y durante el embarazo son muy diferentes.

Antes del embarazo, lo que nos interesa es estar lo más sana posible y que nuestro cuerpo produzca una buena cantidad de progesterona.

La progesterona es fundamental para el embarazo, pues su función principal es acondicionar nuestro cuerpo para la gestación.

Una vez que quedamos embarazadas, no finalizaremos nuestra vida saludable, sin embargo, será necesario aumentar la ingesta de calorías aproximadamente en un 20%.

Comer mas no significa comer peor

Durante el embarazo muchas de nosotras tendemos a comer por apetito, y sin pensar bien acerca de si lo que estamos ingiriendo nos va a beneficiar o no.

La gran mayoría de las mujeres, entre las que me incluyo, nos dejamos llevar mucho por la emoción durante el período del embarazo.

No todo es psicológico, hay motivos físicos para ello

Durante la gestación, bien es cierto que nos encontramos muy bien de ánimos, es cosa natural.

Sobretodo para aquellas mujeres a las que les ha supuesto un gran esfuerzo quedar embarazadas.

Ese ánimo puede influir significativamente en lo que comemos, en nuestro estilo de vida.

Nosotras los llamamos antojos.

resistir-a-los-antojos

Sin embargo, no todo es debido al estado de ánimo, también entran en juego las hormonas.

Durante el embarazo y parte de la lactancia, las mujeres segregamos una gran cantidad de hormonas cuya función es que tu organismo puede proveer y abastecer de alimentos a tu bebé.

De ahí se deduce el incremento de apetito en la mayoría de los casos y el hecho de que se prefiera antes a la cantidad de comida que a la calidad.

El cuerpo humano en estas circunstancias, entiende que lo principal es el alimento.

También tengo para ti:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*