Saltar al contenido

Embarazo ectópico

La frase de que el conocimiento es poder se puede y debe aplicar a todos los ámbitos de la vida. En el caso concreto de un embarazo no se trata únicamente de estar prevenidos antes de que los sucesos típicos lleguen a tener lugar, sino también de saber detectar cuándo algo no va bien.

problemas-embarazo-ectopico


Desgraciadamente el proceso de quedarse embarazada no es ni sencillo ni matemático, y en algunos casos pueden llegar a producirse complicaciones como el denominado embarazo ectópico. Las estadísticas cuentan que este contratiempo se presenta en 1 de cada 50 embarazos, un dato que justifica por sí solo la necesidad de estar al tanto de esta anomalía y saber afrontarla si llegase a ser necesario.

¿Qué es un embarazo ectópico?

Lo primero es definir el significado de tan rimbombante apellido. Que un embarazo sea ectópico viene a significar que el óvulo fecundado no se implanta dentro del útero, sino fuera de él. También se ha definido esta anomalía como un embarazo en el que el óvulo fecundado se implanta en las trompas de Falopio, y es que en el 98 por ciento de los casos, es ahí donde suele producirse el embarazo ectópico.

 

Evidentemente, los riesgos derivados de este problema son de alto calado, y no afectan exclusivamente al futuro bebé. Aunque actualmente un embarazo ectópico no debería constituir un problema para la vida de la madre, si no es detectado y tratado a tiempo sí puede provocar daños irreversibles en las trompas de Falopio e incluso sangrado abundante para la embarazada que derive en otros problemas mayores.



A la vista de todo esto queda clara la necesidad de toda mujer por conocer no solo los problemas derivados de esta anomalía, sino también de estar al tanto de los síntomas que pueden ayudar a detectarlo y de los riesgos que conlleva no afrontarlo y tratarlo de la debida forma.

Causas del embarazo ectópico

Cuando se conoce la existencia de este tipo de anomalías, es lógico que nuestro pensamiento se dirija a conocer las causas para poder evitarlo. Lamentablemente, las causas de un embarazo ectópico no están ni muchos menos claras a la hora de indicar qué puede llevar a producirlo. Existen determinadas nociones clave, pero no un proceso estandarizado de prevención.

 

De este modo, parece claro que los embarazos ectópicos se producen debido a una obstrucción en las trompas de Falopio, ahora bien ¿Qué factores favorecen que dicha obstrucción llegue a presentarse? Las estadísticas cuentan que en torno al 50 por ciento de las mujeres con embarazo ectópico han sufrido EIP (enfermedad inflamatoria pélvica), por lo que este será uno de los casos con más papeletas para sufrirlo.

Más allá de estas características principales, lo único que podemos compartir son una serie de factores que los especialistas indican que estarían íntimamente ligados a la producción de este tipo de embarazo anómalo. Los principales serán haber pasado por una endometriosis o una ligadura de trompas.


También es posible que los problemas en las trompas de Falopio se deban a defectos congénitos o la experimentación de técnicas de reproducción asistida. Si has necesitado de una cirugía pélvica previa, la cicatrización de la misma también está considerada por los expertos como un factor de riesgo. Y finalmente, si has sufrido un embarazo ectópico previo, tampoco estás libre de volverlo a sufrir.

Dicho todo esto, recordamos que se trata exclusivamente de posibles factores que afectan o se ven relacionados con el embarazo ectópico. Pero aún así, estar relacionada con ellos no te da ni te quita posibilidades de tener que experimentar un embarazo de este tipo.

¿Cómo quedar en estado?

Y ahora viene la pregunta del millón que más de una os estaréis haciendo ¿Cómo logro quedar en estado y prevenir el embarazo ectópico? Pues desgraciadamente no existe ningún método completamente eficaz para evitarlo, aunque sí que se pueden seguir determinadas pautas para reducir los riesgos.

La primera cosa que puedes hacer es reducir el riesgo de contagio de una ETS. Se piensa que sufrir una de estas enfermedades de transmisión sexual puede favorecer un futuro embarazo ectópico, así que toma todas las precauciones posibles en tus relaciones sexuales y, aunque pueda suponer un sacrificio, debes intentar reducir al mínimo la cifra de parejas sexuales.

 

La otra de las grandes recomendaciones para reducir al mínimo las probabilidades es dejar de fumar. Sí, sabemos que esta recomendación aparece presente para casi todos los temas y problemas, pero si es así, por algo será. Fumar no sólo es nocivo para tus pulmones, sino que también conlleva problemas para el resto de tus decisiones y experiencias vitales. Dejarlo te supondrá un gran favor a ti misma.

Síntomas del embarazo ectópico

Hasta ahora hemos hablado de qué es un embarazo ectópico, qué riesgos puede conllevar y qué puedes hacer para reducir las posibilidades de experimentarlo. Aún así, la Madre Naturaleza puede tener sus propios planes y llevarte a pasar por esta experiencia. Vamos a analizar los síntomas del embarazo ectópico, puesto que una detección a tiempo puede marcar también una gran diferencia.

conocer-los-sintomas-del-embarazo-ectopico


El síntoma más común a este problema suele ser un agudo dolor pélvico, que también puede estar acompañado de dolor de estómago. Aunque suele ser más difícil de detectar, el embarazo ectópico puede provocar sangrado vaginal anómalo, una característica que puede conllevar sentirse mareada, débil o incluso provocar nauseas. Si experimentas alguna de estas características, deberías visitar al médico.

Un especialista podrá llevar a cabo un examen pélvico para determinar si sufres un embarazo ectópico, pero también puede realizar un análisis de sangre que ayude a aclarar el problema. Con dicho análisis se puede controlar la presencia de la hormona del embarazo en la sangre, de forma que se pueda determinar si el embarazo de la paciente transcurre por cauces normales o no.
El tratamiento recibido también irá en función de cuándo se ha producido la detección. De manera que si el embarazo aún se encuentra en sus etapas más tempranas, podrá ser interrumpido mediante medicación. Si por el contrario, la paciente se encuentra en una fase avanzada del embarazo, es probable que deba someterse a una cirugía de urgencia.

Quedar embarazada rápido tras un embarazo ectópico

Llegados a este punto, queda claro que sufrir un embarazo ectópico no supone nunca una buena noticia, pero tampoco es el fin del mundo ni debe desanimarnos en nuestra idea de tener hijos. Superado el posible shock inicial, la mujer podrá relativizar este inconveniente y retomar sus deseos y planes de convertirse en futura mamá. Aparecen entonces las dudas sobre las posibilidades de un futuro embarazo.

Hay que tener claro que sufrir un embarazo ectópico no tiene porqué suponer el impedimento de volver a quedar embarazada en el futuro. Simplemente habrá que ser conscientes de las posibilidades de que el problema vuelva a aparecer. Las estadísticas dicen que una mujer que ha sufrido un embarazo ectópico tiene más posibilidades de volver a sufrirlo en el futuro, pero tampoco está asegurado que sea así.

quedar-embarazada


La ciencia y la medicina han avanzado lo suficiente hoy en día como para que un embarazo ectópico no sea algo que nos robe el sueño de ser padres. Bastará por tanto con estar atentos a los síntomas y causas del problema y ponerse en manos de un especialista si llegase a ser necesario. Y es que cuanto antes sea tratado el posible problema, antes volveremos a la normalidad y a poder volver a intentarlo.

Una cirugía para solventar un embarazo ectópico supone un pequeño trauma para la mujer que la experimenta. En dicho caso se deberá esperar un tiempo prudencial antes de recuperarse y poder volver a intentarlo, pero para los casos de una detección previa y solución temprana, la voluntad de la futura madre será suficiente para volver a ponerse manos a la obra y afrontar el futuro con toda la esperanza del mundo.

También tengo para ti: